Ibérica Brew Tech

Funcionamiento

La producción de cerveza se puede considerar como un proceso de transformación para obtener un líquido fermentable. La malta, partida y molida con un molino adecuado, es mezclada con agua. El almidón contenido en la malta se verá transformado en azúcar que seguirá, a su vez, un proceso de fermentación. Tal proceso sucede en la sala de cocción, en la que se obtiene una infusión que se transforma en cerveza tras una fase de fermentación controlada y la adición de levaduras.

Mezcla

foto6Esta operación se efectúa en la cuba de infusión. A través de una serie de camisas por donde circula el vapor, se alcanza gradualmente la temperatura óptima para la conversión enzimática, provocando que los almidones se transformen en azúcares.
El proceso entero desde la molienda a la infusión, durará cerca de cinco horas. En este punto se procede a la extracción del “wort” (mosto), que contiene las sustancias azucaradas.

Percolación

foto7La función de esta operación es la de extraer el azúcar de la malta, obteniéndose entonces una infusión que con un alto contenido en azúcares fermentables. La extracción de dichos azúcares y la transferencia del mosto a la cuba de cocción requiere cerca de una hora, durante la cual el grano vendrá “lavado“ varias veces, a fin de obtener una óptima extracción.
Una vez transferido todo a la cuba de cocción, se procederá a la ebullición del producto.

Ebullición

foto8Tiene por objeto coagular las proteínas presentes en el extracto, que crearían problemas durante las fases sucesivas de estabilización del producto final. Durante esta fase del proceso se agregan los lúpulos, que tienen varias funciones: enriquecimiento del aroma del producto final, enriquecimiento del tenor de los Alfa-ácidos y enriquecimiento de las sustancias preservantes.
La cocción durará entre 60 y 90 minutos. A través de una entrada tangencial en la misma cuba, se obtendrá un efecto de remolino que separará los sólidos del líquido, denominado efecto whirlpool. Se dejará reposar la infusión cerca de 20 minutos, y se efectuará un enfriamiento veloz de la misma, a través de un intercambiador de calor, durante la transferencia a la cuba de fermentación. Con esto se obtiene la temperatura justa para la aplicación de la levadura y del oxígeno, a fin de poder iniciar una fermentación rápida.

Fermentación

foto9Enriquecido ya con levadura, el mosto fermenta generalmente en una semana. Durante este periodo, se controla la temperatura a través de camisas refrigerantes, teniendo en cuenta el tipo de cerveza a producir.

Cuando el contenido alcohólico y de azúcar alcanza el valor deseado, se bloquea la fermentación a través de una disminución repentina de la temperatura y se recuperan las levaduras. En este momento se inicia el periodo de maduración o envejecimiento.
Este periodo dura normalmente de una a tres semanas según el tipo de cerveza. Cuando la maduración se completa, se efectúa la filtración, durante la que se separan todas las levaduras y sólidos todavía en suspensión en el producto.

De la fermentación, maduración y filtración se pasa al almacenaje del producto final.

Producto Final

foto5El producto final obtenido es almacenado en un depósito habilitado para tal fin, en el que se puede inyectar CO2 en la cantidad que sea necesaria, manteniendo la cerveza a una temperatura cercana a 0ºC.

Así, en pocas horas, la cerveza pura y fresca esta lista para servir.